Amores que matan



Acabo de cruzar mis piernas en motivo de ponerme cómoda, enderezarme un poco y respirar para ver si las palabras vienen a mi.
Tengo un tema interesante del cual hablar. En realidad dos, pero dejo el segundo para otra entrada.
El tema que nos compete ahora es "Amores correspondidos y  no correspondidos". 
Todos pasamos por ese tema alguna vez. Entonces se me vino una pregunta a la cabeza: ¿Y si  no te corresponde?. Esto viene a que con mucha evidencia luego de mis textos anteriores existe esa persona que cuando lo veo se me para el mundo y me hace ser la persona más patética de la estratosfera.
La verdad es que, el amor se forma cuando es un sentimiento mutuo alimentado recíprocamente, es decir "de a dos". Es tan simple como eso, uno puede estar enamorado, sentir cosas únicas por el otro, pero si esa persona no te demuestra lo mismo o de alguna manera no lo siente, tus sentimientos se frustran y no llegan a convertirse en un amor de dos.
Entonces lloras, pataleas, porque esa persona no demuestra sentir lo mismo. Decís, "Quizá lo siente pero por alguna extraña razón no es como yo y decide hacérmelo saber de otras maneras". Error chiquita. Cuando una persona te ama, va a ser todo lo posible para estar con vos, está comprobado casi científicamente [si esto le ofrece más seguridad al lector].
No va a servir que llores 2 horas diarias como si fuera un tratamiento para lograr el objetivo a cumplir:  "enamorarlo". Es lamentable, pero no se puede obligar a la otra persona a que sienta lo mismo.
Y después está la otra parte, la contrapartida, la inversa. Está esa persona que se muere por vos, que te quiere en serio y para cosas serias y en cambio vos, seguís con el tratamiento de ese par de horas lagrimeando por alguien que quizá está en la misma situación que vos pero por otro alguien.
Hay amores apasionados, de verano, débiles, duraderos, temporales, de esos que vienen y van, de los que se quedan para siempre. Amores que no existen y solo se inventan, los hay también de esos que parecen no llegar nunca, y los más conocidos, amores no correspondidos. Y acá hago un stop y volvemos a lo de siempre: no basta con amar, también deben amarte. Así que si este amor que sentís ahora no es reciproco en la otra persona, y a su vez, ese individuo sufre por otro alguien, ya llegaran las contrapartidas verdaderas, duraderas y mutuas que completen ese amor que anda divagando por los aires.
Indudablemente existe un complemento para cada persona, porque con ese fin existimos. De a dos nos crearon, de a dos debemos vivir.
Es una interminable cadena que termina cuando cupido logra ser infalible en su tiro y dar a dos personas dispuestas a amarse "juntos". 




[Ahora permiso, son las 23.00 en punto así que llegaron mis dos horas de tratamiento. Jaja, mentira, ya aprendí la lección]






Comentarios

Entradas populares