Cosas de la vida

Un aplauso para todos esos carteles que increíblemente llevan su nombre. Los partidos, los equipos de fútbol. Al mundo, que sin duda es un pañuelo y como por arte de magia de repente lo conocen por todos lados. A esas personas que te cruzas por la calle y te preguntan ¿Y, que tal?. Siempre con la intención de cagarte el día porque claro, ellos no saben que no estás con ESA persona hace bastante tiempo pero sin embargo preguntan y preguntan y preguntan como si les gustara.
Un premio para esos tíos mega celosos que siempre fueron re cuidas y que justo en el momento más amargo de tu vida en el que decís "acá fue todo" te encuentran en el sillón con cara de "quiero irme" y te preguntan "¿Lo extrañas? La próxima traelo y me lo presentas" como cargandote. A ver, porqué justo en estos momentos sus corazones se ablandan y te dan el lugar de decirles ¡Tengo novio y papá lo sabe! santo dios.
Estoy tan ciclotimica últimamente, y a eso sumale mi estado de extrañamiento agudo donde te parece verlo por todos lados y decís: "la pucha, que ganas de salir corriendo y buscarlo" y al otro día soltar un "no voy a volver".
Y bueno, esto también va a pasar, no? Espero que pronto se agoten esos carteles odiosos y en los registros civiles dejen de anotar su nombre porque muero acá. Atentamente, yo. 


Comentarios

Entradas populares