Melodrama

Te sentaste a escribir, buscas las palabras adecuadas para expresarte correctamente. Analizas adjetivos para referirte con propiedades. Pensas qué vas a decir y qué vas a obviar. Clasificas información, filtras un par de pensamientos incoherentes y empezas.
Concluis por darte cuenta que hay palabras que solo se atribuyen a El. De esas semejantes a su relación con vos, y te sonrojas casi de bronca al darte cuenta que todo gira en su entorno.
Entraste en un coma momentáneo y profundo, paralizada escuchando el tema que pasan por la radio. Increíblemente sabes que ese tema a El le encantaba, y es ironía pura pensar que algún tiempo atrás ni siquiera sabías de la existencia de ese grupo, pero ahora te sabes hasta los nombres de los integrantes, sus albunes y su origen.
Cambiaste tus palabras, tus frases, tus gustos. La mirada, el lado que elegías para fruncir la ceja, tus temas de conversación. Y te consideras una persona melodramática y patética que se modifica por el gusto de alguien más.
Pero mientras sostenes tus ideas fijas y claras, buscas la manera de cerrar el ciclo y tirar de una vez por todas las palabras que guardaste en tu último cajón hace un par de veranos.

Te convences de tu deplorabilidad. De tu trágica forma de ser tan absurda y elocuente al mismo tiempo. Y ves todo oscuro, todo en blanco y negro, y la canción de la radio no parece terminar nunca, haciendo eco en tu mente, rechinando, una y otra vez.
Lloras. Lloras y te reís. Te reís de El, de la historia que hace un tiempo consideraste tu perdición, y que ahora no es más que un melodrama ficcional.

Comentarios

Mi mundo Irreal ಌ ha dicho que…
Waw, me encantó la entrada. Casi siempre pasa así, lloras & a la misma vez te reís al verte así por alguien que formó parte de tu pasado, por lo menos a mi me pasa.. Un besito linda ♥
Paula B.P. ha dicho que…
Holaa!! :)
Entrada genial!! Esta perfectaa! ^^ ademas, me ha gustado todo lo que has puesto, lo de cambiar por los demas, lo de recordar tantas cosas con una cosa, una cancion o lo que sea y al mismo tiempo tomartelo bien, casi con alegría, porque aunque sabes que terminó, ahí estuvo! jajaja, esta fantastica!! sigue asii!!
Nos leemoooss!! ;D
Maar ha dicho que…
me encanto la entrada!
un beso gorda :)
te sigo & te espero por mi blog
Bel ha dicho que…
Tratando de descifrar en qué momento te metiste en mi mente. Genial.
Evangeline ha dicho que…
Forma parte de un pasado que siempre va a estar ahí, porque por algo dicen que la memoria está en el corazón. Sal mañana, abre las ventanas y sonríe a un mundo que te espera con los brazos abiertos.
plinnn... ha dicho que…
neo duerme, desde que volvimos a casa, se ha acurrucado en el sofá, está tapadito con una manta, descansa tranquilo, puede que sueñe, me gusta verlo así, lo eché de menos :)
perdona el comentario, no tiene mucho que ver con tu texto, muy bueno, aunque triste, hasta desolador, ojalá algunos sueños se cumplan, y se mantengan como tal, como sueños, y como vida :)
Verbo... ha dicho que…
Yo también veo las cosas en blanco y negro, y a veces para darle algo de vida, las torno en gris.



Saludos.
Sofía ha dicho que…
Situaciones bipolares, en mi opinión, las mejores. Siempre es bueno tener un poco de todo.. me encantó el texto
¿Pero por qué todo el mundo comenta tanto si yo me he quedado sin nada que decir? Bueno, sí. Que me ha encantado.
Romina Silvera ha dicho que…
Ame esta entrada! MAL!!♥Comparto con vos ! me pasa igual! Un beso grande Geniaa:)
CM. ha dicho que…
Me encantaa♥! Debes estar orgullosa de tu blogg porque es una pasada. Un beso tocaya! ^^
Noe^-^ ha dicho que…
perfecto eso que escribistes!! un beso
Gastón ha dicho que…
Hay que pasar por todos los estados, recorrer todas las estaciones, escuchar todas las musiquitas radiales, esforzar la mente y el corazón, hasta que llega el momento exacto en que algo (o alguien) interior grita "BASTA" y se empieza de nuevo pero desde otra vida.
Tienes un buen blog!De momento todas las entradas que he leido tuyas merecen la pena (desde mi punto de vista)!escribes muy bien!Te sigo, por supuesto!un beso!:)

Entradas populares