Respiro lento y profundo, pero en realidad tengo miedo.
Abrazo los recuerdos tan fuerte como para no dejarlos ir. 
Los aprieto hasta quedarnos sin aire. A ellos, y a mí.
Se que ninguno de los dos nos dejamos ir.
Porque sabemos que existe. 
Aquella vida paralela idealizada.
Donde vos abrazas mi cuerpo tan fuerte como para no soltarme más.
Donde los recuerdos se convierten en presente.
Donde el miedo se transforma, en un beso tuyo en mi frente.




Comentarios

RECOMENZAR ha dicho que…
Me encantas con tus palabras.Lo que dices es ternuras

Entradas populares