Cuando tenía doce, descubrí en casa, una caja llena de cartas. Se trataba de dos enamorados en donde los remitentes y destinatarios eran mis padres, simultáneamente.
Leyendo, me encontré con aquella novela de historia verídica que ya tenía su final marcado, y yo, no solo lo conocía, sino que formaba parte de él.
Ahí me di cuenta de qué estaba hecha. Descubrí esa identidad que no siempre conocemos, que no nos es revelada hasta un momento determinado de nuestras vidas.
Siempre siendo fiel a mi instinto novelero, a mi destreza por ver la vida cual filmación parisina.
Siempre preguntándome porqué la gente no disfruta de aquellas pequeñas cosas que nos hacen sentir tan vivos.
Una foto que te devuelve a aquellas personas que ya no están. Un perfume u olor, que te lleva a esos lugares en donde fuiste feliz. Una comida compartida con la familia. Una charla inspiradora. Un abrazo apretado, pero de los que te liberan el alma. Un llanto bien acompañado. Las carcajadas cómplices. La sonrisa bien correspondida. El amor, en todas sus formas.
Ese día, cuando descubrí esa caja, esas noches cuando leí las cartas una por una, entendí que estamos hechos de historias. Que surgimos de personas, y otras nuevas surgirán de nosotros. Comprendí que los lazos de sangre son tan fuertes como cataratas y que el amor es la única fuerza del mundo por la que vale la pena luchar.
Mis padres, dos personas a las que admiro completamente. Su amor, correspondido por ellos pero prohibido por sus familias. Su amor, que fue pasado, es presente y será futuro. Su amor, que yo sigo sintiendo cada vez que los veo sonreír.
Y yo, con éstas ganas inmensas por ser feliz, siempre, bajo cualquier circunstancia.
Qué linda es la vida, carajo.

Comentarios

lunaroja ha dicho que…
Me gusta mucho como retratas esta realidad que a veces tiene tantas cosas buenas pero que no sabemos ver , siempre conectados al piloto automático interno,que nos impide disfrutar!
ha dicho que…
Ya me alegro de tanto amor como comparten tus padres.Me recuerda a los míos que ya no están.Y cuando encuentras cositas suyas,cartas,secretos...son como joyas que las volvemos a mirar y nos van diciendo el pasado precioso,aunque con trabas como todo en la vida.
Te felicito y goza de ellos en tu presente
Besucos
RECOMENZAR ha dicho que…
Me pasó lo mismo...te entiendo como si yo lo hubiera escrito
La vida es linda
es fea
es tormentosa
es como el clima de una ciudad
es como es la naturaleza.
Estar preparados no sé si es importante
lo importante es como escribes
y ves la vida tuya y la de otros
Feliz día compañera de sueños y letras
carlos perrotti ha dicho que…
Me encantó tu prosa, Cinthia. "Estamos hechos de historias", contenemos experiencia, es decir que estamos hechos de tiempo transcurrido jamás perdido.

Gracias de nuevo por tu vista. Abrazo grande.
LA CASA ENCENDIDA ha dicho que…
Tienes un gran tesoro entre esos objetos tan queridos de tu familia. Ahí nos damos cuentas de cual realmente es nuestra valiosa herencia y de lo poco que la valoramos a veces, porque las cosas siempre serán eso, "cosas", que pierden valor con el paso del tiempo, pero de la herencia que hablamos, esa cada vez va en aumento y se revaloriza como un diamante en bruto.
Muchas gracias por tu visita. Mi casa estará abierta.
Besicos muchos.
Juana la Loca ha dicho que…
con la era de las tecnologías, se han perdido muchas cosas, entre ellas las cartas y ese cortejo que nos hacía a casi todos un poco poetas
besos
Ali ha dicho que…
Que preciosa historia. Eso es amor puro .el amor mueve el mundo gracias por tu visita y un placer conocer tu blog. Besos
Navegante ha dicho que…
Así de limpia y clara es tu vivencia, así de cristalino tu recuerdo.
Que buen relato, sin dramas, sin vueltas, dejando lo necesario y justo. Atrapa desde otro lado, desde lo motivacional, lo positivo.
Un gusto leerte.
Saludos.
Ernesto. ha dicho que…
Un relato entrañable, y muy bien desarrollado! Una historia real y que rezuma vitalidad por todas las esquinas...

Y una declaración que impacta por su naturalidad y firmeza.

"Y yo, con éstas ganas inmensas por ser feliz, siempre, bajo cualquier circunstancia."

Y sí, la vida es linda, carajo :))))

Un abrazo, Cinthia.
María Perlada ha dicho que…
Mil gracias, por venir a conocer mis blogs, que gracias a tus palabras llego aquí, que por cierto, me encanta tu precioso blog, e iré descubriendo poco a poco, ya que por aquí me tendrás más veces.

No se si tienes lista de seguidores, de todas formas, te agrego a mi lista de blogs así no te pierdo.

Besos y feliz tarde.
**kadannek** ha dicho que…
¿Le dijiste a tus padres sobre esa caja preciada llena de sentimientos e historias guardadas? Me gustaría saber cómo reaccionaron.
Me pareció una anécdota hermosa, de esas que son reveladoras, que conmueven, que despiertan. Una muy bella y enriquecedora experiencia. Me alegra su historia de amor, aún con las dificultades. Son un ejemplo que si se quiere se puede, que si hay compromiso sentimental no hay barrera ni persona que impida el nacimiento del amor. Y tú, eres parte de esa lucha, de ese romance, de esa historia. Qué lindo recorrido.
Me encanta el ánimo de tus letras. Eres chispeante y magnética.
Gusto en conocerte.

Entradas populares