El hilo






"Y si la vida insiste en cruzarte con algunas personas, 
no es casualidad. 
Algo quedó por decir, por perdonar, por sentir. 
Vivilo."
@NoCarolain


Ese día volvía, como tantos otros, encapsulada en mi misma. Cansada del andar, de los trámites, la oficina, la facultad, los trenes demorados. Creo recordar, incluso, que en mis manos había un libro de Stephen King y el Código Civil y Comercial, por supuesto. Era como una riña implícita sobre a qué recurrir primero. Placer u obligación.
Tren. Vagón del medio porque es uno de mis TOC's. Asientos lado izquierdo. Ventanilla.
Hubo un momento del viaje en el que me desconecté. Como si la matrix me soltara y simplemente no hubiera nada en mi cabeza. Y fue ahí en donde te vi. Corriendo el tren, entrando a ese mismo vagón del medio en donde nunca te subís, porque preferís el segundo de atrás para adelante.
Rogué que el destino, no te permitiera saber que yo estaba ahí. Mis piernas temblaban y creo que hasta tuve calor. Las ganas de abrazarte sobresalían de mi cuerpo, y una sonrisa en mi cara me teletransportó en el tiempo.
Colectivo. Febrero, 2011. Asiento lado derecho. Contrario a la ventanilla.
Estaba en viaje a encontrarme con vos. Mis piernas temblaban y efectivamente tenía calor. Ganas de besarte, sin tanto preámbulo. Mi panza hacia toda clase de sonidos y aparecieron retorcijones, de esos que te dan cuando estás muerta de nervios.
En ese momento me dije cuatro palabras a mi misma: es      solo     un    chico.
Y volví al presente. Consiente de que estábamos en un mismo contexto físico, yendo al mismo lugar, pero separados.
Siempre pensé en la posible existencia de una extraña configuración, que logre que con tan solo verte, mi cuerpo no responda a mis llamados.
Me dije aquellas cuatro palabras mágicas para retomar el control. La diferencia es que después de siete años, yo estaba capacitada para interpretar perfectamente que no eras solo alguien más si mi cuerpo te reconocía tan bien.
El hilo, aunque con un par de nudos en el medio, una vez más, nos había hecho coincidir.





Comentarios

lunaroja ha dicho que…
Hola! Me ha encantado tu relato! Es como si transcurriera en dos tiempos, en dos realidades paralelas,sin embargo están separadas por años.
Muy intensas las sensaciones que logras transmitir!
Un abrazo
**kadannek** ha dicho que…
Coincido con el comentario de Lunaroja. Es extraño y al mismo tiempo tan misterioso sentirse en medio de un mundo en una misma realidad pero dividida. Como dices, ese hilo místico no se rompe sólo por la distancia o las circunstancias, porque es atemporal, no reconoce espacio ni tiempo.
Hermosa narración, debo destacar la estructura que utilizaste, porque es realmente envolvente.
Muy buen trabajo. Me encantó.
RECOMENZAR ha dicho que…
Tus escritos estan llenos de la magia tuya un abrazo desde el mar

Entradas populares